En China es cada vez más frecuente el uso de la tecnología de reconocimiento facial para el control y supervisión de sus habitantes.

La agencia oficial Xinhua informó de esta iniciativa llevada a cabo por la compañía Shanghai Jiushi Bus Company, quien ha instalado un sistema de cámaras en sus autobuses para ‘vigilar’ a sus conductores.

La cámara captura cada movimiento y la expresión facial de los conductores de autobús, detecta si estos muestran algún síntoma de cansancio y sirve también para detectar conductas irregulares o ilegales, como por ejemplo hacer llamadas telefónicas o fumar.

Al detectar un comportamiento anormal, el sistema reaccionará e informará a las oficinas de control, y una vez que el autobús llegue a su destino, el conductor será retirado para una mayor investigación, según la empresa.

Esta compañía opera el 55 por ciento de las líneas de autobuses de Shanghái, con una distancia total de 10.296 kilómetros y una capacidad de transporte anual de 1.300 millones de viajes.

Este no es el primer uso del reconocimiento facial en China, esta nueva tecnología también es usada para controlar la asistencia de los alumnos a algunas universidades, para multar a los peatones infractores o, incluso, para distribuir el papel higiénico en algunos baños públicos.

Una muestra más de cómo la inteligencia artificial está ganando cada vez más protagonismo en la vida de los chinos.

Referencias:

  1. https://bit.ly/2xta1fV
  2. https://bit.ly/2zEESbt
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú