Nacido en las instalaciones del Laboratorio de Ciencias de Computación e Inteligencia Artificial del MIT, este pequeño invento está preparado para localizar implantes o cápsulas inteligentes dentro del cuerpo humano.

“Un GPS en el cuerpo”, es como los creadores han bautizado al novedoso dispositivo, este trabaja con señales de radio inalámbricas, capaces de detectar dispositivos implantados dentro de un cuerpo. En las primeras pruebas, los científicos del MIT colocaron un chip en el interior de un tumor falso que colocaron en diferentes formas de tejido animal.

Las pruebas se llevaron a cabo en varios tejidos diferentes: un pollo entero, un recipiente lleno de grasa de este animal, vientre de cerdo y un falso tejido humano. Los resultados han sido positivos y lograron una precisión de localización media de 1,4 centímetros en tejidos animales.

No obstante, no es lo mismo usar la retrodispersión en el vacío o el aire que en el cuerpo humano, porque las propiedades de los tejidos varían, sin embargo las primeras pruebas han sido satisfactorias, aunque los científicos del MIT siguen trabajando en ellas, este proyecto se presentará en la conferencia SIGCOMM que se celebrará en Budapest, la capital de Hungría.

Si la investigación resulta satisfactoria, permitirá dar un impulso a la implantación de chips bajo la piel y en un futuro, localizar estos implantes para mejorar tratamientos contra el cáncer con el rastreo de tumores mediante marcadores o administrar medicamentos de forma más precisa.

Referencias:

  1. https://bit.ly/2OVmqQT

2 Comentarios. Dejar nuevo

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú