¿Cuantas veces has escuchado hablar sobre las energías renovables?

En lo personal, es un tema cada vez mas frecuente del que escucho hablar, ya que como todos sabemos el número de habitantes en el mundo se multiplica rápidamente, ocasionando una escasez de recursos indispensables para sobrevivir, uno de los más importantes es la energía eléctrica, ya que gracias a esta podemos movernos de un lugar a otro, iluminar nuestra casa, mantener los alimentos frescos en nuestro refrigerador, etc.

Hasta hace algunos años la primer fuente de generación de energía eléctrica era la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), los cuales no son renovables es decir, este tipo de recursos no pueden ser producidos, generados o reutilizados a una escala tal que pueda sostener su tasa de consumo. Además, la práctica de este método ocasiona la expulsión de gases contaminantes hacia la atmósfera de nuestro planeta ocasionando el recalentamiento de la Tierra, es por eso que muchos científicos se dieron a la tarea de buscar varias alternativas para la generación de esta, y después de varios años de investigación y pruebas se han llegado a desarrollar optativas de generar energía eléctrica a través de otras energías como la energía solar, hidráulica y la eólica. La ventaja de estas es que son renovables, es decir se pueden restaurar por procesos naturales a una velocidad superior a la del consumo de los seres humanos.

Debido a esto, actualmente es más común escuchar acerca de estas tecnologías, sin embargo, surge la pregunta: apesar de su existencia, ¿porque la mayoría de la gente no cuenta con este tipo de tecnología? Pues bien, aun cuando muchos hemos escuchado acerca de estas nuevas maneras de generación de energía eléctrica la mayoría aún no contamos con esta en nuestros hogares debido a su elevado costo.

Uno de los factores que encarecen esta tecnología es su almacenamiento, ya que debido a su intermitencia, es decir que la generación de ésta es discontinua, requieren el apoyo de tecnología de reserva para garantizar la estabilidad y calidad del sistema eléctrico. Hoy en día el dispositivo de almacenamiento más usado son las baterías de ion-litio. Entre sus propiedades que la hacen popular se encuentran la ligereza de sus componentes, su elevada capacidad energética y resistencia a la descarga, junto con el poco efecto memoria que sufren, es decir que su eficiencia no se ve afectada si ésta se vuelve a cargar a pesar de que no esté descargada en su totalidad, como suele pasar con otras baterías; además de su capacidad para funcionar con un elevado número de ciclos de regeneración, todas estas han permitido diseñar baterías livianas, de tamaños relativamente pequeños y variadas formas con un alto rendimiento, especialmente adaptados a las aplicaciones de la industria electrónica de gran consumo.

Debido a esto, hace un par de meses en la Universidad Autónoma de México (UNAM), campus Morelia, científicos del Instituto de Investigaciones en Materiales desarrollan una batería de metal líquido (BML), cuya principal ventaja es su capacidad de contener una mayor cantidad de energía eléctrica en un menor volumen a un costo mucho menor que el de las baterías de Ion- litio, debido a que se compone de tres capas inmiscibles, es decir que no se mezclan, que se acomodan de acuerdo a su densidad, siendo este proceso un costo extra en la producción de las otras baterías.

“En estos prototipos el fluido más pesado está al fondo (antimonio); en medio se coloca un electrolito (MgCl2-KCl-NaCl) y arriba el fluido más ligero (magnesio), todos a alta temperatura (700°C) y en estado líquido”, detalló el experto.”

Otra de las ventajas notables de esta batería radica en su menor resistencia eléctrica, es decir soporta un mayor número de ciclos de carga y descarga que las convencionales. “Se tienen reportados hasta 10 mil ciclos de las cargas y descargas contra seis mil, y la capacidad de perder calor (que se vuelve energía) es menor a la tradicional, lo que permite que la BML dure más tiempo.”

Actualmente aún se encuentra en desarrollo, debido a que se siguen estudiando diversos materiales, principalmente electrodos de metal líquido para garantizar una mayor eficiencia a la encontrada hasta la fecha.

Bibliografía

[1]
I. Alvarado, «DESARROLLAN BATERÍA QUE ALMACENA MAYOR CANTIDAD DE ENERGÍA ELÉCTRICA,» Gaceta Digital UNAM, nº 4891, p. 35, 03 Agosto 2017.
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú