Tras 6 meses de viaje, la sonda espacial de la NASA ha aterrizado exitosamente en Marte, particularmente en la Elysium Planitia, una extensión llana que se encuentra cerca del ecuador marciano.

La presente sonda tuvo que sobrevivir a una difícil prueba al aterrizar, algo que los ingenieros de la NASA llaman los “7 minutos de terror”. Y esto es debido a que la nave debe desacelerar de una velocidad de entrada de 19800 a 8 kilómetros por hora en tan solo 7 minutos, lo cual es el tiempo transcurrido entre el ingreso a la atmósfera y el aterrizaje en suelo marciano. También una de las dificultades que presenta la atmósfera de Marte es que presenta una densidad de aproximadamente el 1% de la atmósfera terrestre, por lo que la desaceleración por fricción es muy poca.

La confirmación de que todo ha ido bien se produjo después de las 19:50 GMT y provoco una sonora celebración y un sentimiento de júbilo en la sala de control del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA, en California.

Poco después del aterrizaje, la sonda envió la primera fotografía de la superficie de Marte, la cual estaba borrosa debido al polvo levantado por el aterrizaje de esta.

La importancia de la sonda Insight

La sonda Insight fue enviada a Marte para estudiar el suelo y el interior del planeta y descubrir cómo se formó hace 4500 millones de años y cómo evolucionó desde sus primeros miles de millones de años de vida. Con todos sus instrumentos los científicos también desean descubrir el porqué del actual estado del pla. Los sismógrafos integrados en la sonda pretenden captar los terremotos del planeta, estos productos de movimientos tectónicos o de impactos de meteoritos. Y dichos movimientos pretenden estudiar las capas de roca del interior, desde la corteza hasta el núcleo.

Otro instrumento penetrará la superficie del planeta hasta una profundidad de cinco metros, y esto será para medir cuanto es el calor que escapa del planeta. La sonda también está equipada con instrumentos que permiten medir la velocidad del viento y la temperatura, así como para medir variaciones en la rotación del planeta.

La misión está programada para durar 728 días, cerca de un año marciano o dos años terrestres, y ayudará a los científicos a descubrir por qué la evolución de Marte y la Tierra fue tan diferente.

Referencias:

  1. https://bbc.in/2P6sjKV
  2. https://bit.ly/2C9EJhN
  3. https://bbc.in/2zTc4fe
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú